sábado, 28 de febrero de 2015

Mi 28 F = Reivindicar las Bibliotecas Públicas

Para los que fuimos a la Escuela de Biblioteconomía y Documentación, por mucho que después nos esforzamos en se Doctores en Documentación, el alma y el quehacer cotidiano nacía y tenía sentido en la existencia de las Bibliotecas.

En el momento actual nuestro Grado de Información y Documentación, parece querer esconder nuestra alma. y en el caso del título en la UGR la cosa lleva al extremo de haber hecho desaparecer la denominación de Biblioteconomía y de Biblioteca de las asignaturas del plan de estudios. Creo que eso ha sido un error. Es cierto que habernos llamado de Biblioteconomía durante muchos años inducia al error malintencionado; "¿Estudiáis para ser bibliotecarios?...¿Para eso hace falta una Facultad?...." Era inútil explicar lo de que hacíamos más cosas, Pero los del chiste se salieron con la suya y nosotros mismos hicimos desaparece el nombre.

Uno de los esfuerzos que han de hacer las Facultades que imparten estudios de Información y Documentación es aclarar que es ahí donde se siguen realizando la Formación Universitaria de Bibliotecarios, pero además son nuestras facultades las que deberían recoger el testigo de defender y llenar de sentido las Bibliotecas en general y las Bibliotecas Públicas en particular. Una sociedad que no defiende sus Bibliotecas Públicas está condenada al ignorancia.

Uno de los objetivos que me propongo si obtengo la confianza de la Facultad de Comunicación y Documentación, para ser su Decano, es llevar a cabo una serie de iniciativas que dejen claro que la Formación Universitaria de Bibliotecarios sigue siendo necesaria y fundamental, que dicha formación se hace ahora a través del Grado de Información y Documentación y, lo más importante, que desde nuestra Facultad nos vamos a implicar mucho más en la Defensa de la Biblioteca Publica, haciendo llegar a la sociedad argumentos rigurosos que permitan seguir defendiendo este gran logro de las sociedad contemporáneas que son las Bibliotecas Públicas.

Por eso mi reivindicación para el 28 F es por la Biblioteca Pública
No al cierre de Bibliotecas Públicas
No a la disminución de recursos para la Bibliotecas Públicas
No a la desprofesionalización de las Bibliotecas Públicas.