miércoles, 7 de agosto de 2013

Organismos Económicos Internacionales = Órdenes de Caballería del siglo XXI

El empecinamiento medieval de los organismos internacionales (especialmente los económicos), sólo al servicio de la oligarquía financiera, exige un rearme ideológico y democrático global.

El objetivo de la Economía es el Bienestar Social, por la vía del crecimiento, que es a su vez el objetivo de la Empresa, siendo el beneficio, el incentivo imprescindible para el esfuerzo inversor y del trabajo.
¿Qué teoría económica, qué Constitución, qué ley nacional o internacional ha convertido en objetivo único de la Economía los Beneficios Financieros de los Inversores?

Si no nos han cambiado las leyes, alguien está incumpliendo las normas. Sorprende que sean organismos internacionales no democráticos, justo los que estén dictando la forma en que las sociedades democráticas tienen que actuar en el ámbito económico. Pero todavía sorprende más que esos organismos, no se muestren totalmente beligerantes con los rincones obscuros del sistema (Economías B, que desde paraísos fiscales usan ilícitamente la moneda, instrumento de sociedades democráticas) donde se pervierte y se aborta el normal flujo económico ofreciendo espacios para lo ilícito y el abuso en sus diversas manifestaciones.

Pues no señores, ni su poder es legítimo, ni su actuación es legal. Están siendo instrumento de oligarquías, a las que les han facilitado en sobremanera poder eludir el control social democrático, al servicio del cual también se encuentran las empresas, incluso los bancos.

Pienso desde hace tiempo, que este ataque feroz es la prueba más evidente de que saben de su pronta derrota y su actitud es tomar posiciones acumulando recursos para mantener el poder en un nuevo escenario, pero como todos nos pongamos de acuerdo en valorar e intercambiar otras cosas distintas del dinero, se van a caer con todo el equipo... y hasta aquí puedo leer ;-)