domingo, 22 de enero de 2012

LinEx, mucho que celebrar



En menos de tres meses se cumplirán diez años del lanzamiento de LinEx.

El afán revisionista de los evangelistas de la resignación, también ha alcanzado a la aportación más importante que la Comunidad Autónoma de Extremadura ha hecho a la Nueva Civilización de la Era de la Información.

Y no es que nieguen que, al usar Software Libre en los centros educativos de Extremadura, se abrió la puerta a la esperanza a millones de niños y jóvenes de todo el mundo, a los que la informatización basada en la especulación sobre el software, los dejaba fuera de este avance de la civilización.

No es que nieguen que Extremadura innovó al atrochar buscando otro camino en Esta Nueva Era, que los especuladores de la burbuja tecnológica de las puntocom ya se habían encargado de empozoñar y poner sólo al servicio del enriquecimiento falaz y cínico.

Ni niegan que Extremadura se convirtiera en una de las referencias que llevo a la ONU a optar por la implementación del Software Libre desde 2007 en todos sus sistemas.

Tampoco se atreven a negar que durante unos años, Extremadura fue un foco de interés innovador, por donde pasaron referentes del mundo de la Tecnología como Alan Kay (uno de los padres de la informática actual), Richard Stalman (creador de GNU), Mark Shuttleworth (creador de Ubuntu) o tantos otros.

No, la negación es más mísera y desvela algunas de las bajezas por las cuales, un proyecto que fue pieza fundamental, para romper los planes de los que habían convertido las TIC, en un nuevo espacio para la especulación y la desigualdad, no alcanzara en la propia Extremadura una mayor relevancia.

La negación de lo ocurrido es: que no fue para tanto. Que a pesar de que se implemento el sistema, sin tener que pagar licencias de software en casi 100.000 ordenares (10 años después sigue permitiendo el funcionamiento cotidiano, de muchos de los equipos de entonces y sigue adaptándose a las nuevas herramientas tecnológicas), que no todos los funcionarios cumplieron el mandato del Consejo de Gobierno de usar formatos documentales y software libre, que algunos de los más importantes empresarios de la región centraron sus apuestas en el software privativo o que nadie desarrollo un producto o servicio que le hiciera millonario. Mire usted que argumentos, para manchar una aportación, que le pese a quien le pese, puso a Extremadura en la cartografía de la Era de la Información, como un espacio emblemático en el que no nos resignamos y fuimos capaces de hacer lo que no estaba previsto, para desagrado y disgusto de propios y extraños.

Sabemos que no estarán con nosotros, pero sepan, que nos nos van a estropear la celebración. Porque aunque LinEx quedará en la historia por lo anteriormente indicado o por otros asuntos no menos trascendentes, los que vivimos aquello y muchos más, que se han ido subiendo a este carro, sabemos que lo más importante de LinEx es que nos hizo, y nos ayudo a hacer a muchos, mejores personas.

Con motivo del X Aniversario del lanzamiento de LinEx, queremos poner en valor lo que aprendimos; que compartir y colaborar es el mejor camino para construir un futuro más justo, más sostenible y digno más digno para todos. Para lo cual contamos con la colaboración de la Fundación de I+D del Software Libre (Fidesol) e Iniciativa Focus, vamos a poner en marcha un espacio en Internet en el que todo el que lo desee pueda responder a la pregunta ¿Cómo te hizo mejor LinEx?

Espero que nos veamos ahí.