jueves, 28 de abril de 2011

La cultura se defiende compartiéndola

La difusión del documental ¡Copiad Malditos! y la publicación de Guia Hacktivistas para Madres y Profesoras, indican que hay una herida en el sentido común de nuestra sociedad, que es necesario restañar.

En estos tiempos de cambio, en los que se admiten sin rechistar, formulas locas, que siempre acaban dañando a los de siempre, a los más, a los menos fuertes. Habría que pensar en una defensa cerrada y fundamental de la Neutralidad de la Red, y de la Libertad, como valor fundamental.

Habría que plantearse una revisión de la legislación de propiedad intelectual, que acorte los tiempos de exclusividad de derechos, que distinga entre distintos tipos de obras, promoviendo el bien general como valor fundamental.

Y lo más inmediato, habría que nacionalizar las sociedades de gestión de derechos, que están vulnerando los más mínimos principios democráticos y que están beneficiando de una manera abusiva a una pequeña minoría de los creadores, que constituyen el ecosistema global de la cultura española. Si se aprovecha en beneficio de unos pocos, una legislación promulgada para el fomento de bien general, los poderes públicos tienen legitimidad para poder intervenir, sobre todo, como en este caso, cuando es una exclusividad otorgada por los propios poderes públicos.