lunes, 12 de julio de 2010

La primera

Los jóvenes de la transición aprendimos el valor de una primera a cinco columnas, en un periódico serio, pero casi nunca la vimos por algo feliz.

Hoy el deporte rey nos ha regalado la primera que siempre habíamos soñado, en la que no habría otra cosa y que hablara felizmente de nosotros, los Campeones del mundo.

Andrés Sopeña, de quien aprendí el valor de muchas cosas, hoy puede dictar una lección magistral y enterrar para siempre una España que nunca nos gustó.

domingo, 11 de julio de 2010

Lo logramos

Qué bonito es el triunfo, cuando es el de unos valores.

Siempre gusta que ganen los buenos, pero cuando los buenos son los tuyos, además se produce un escalofrío de orgullo, al sentirse más parte de ese éxito.

Quiero compartir ese sentimiento con tantos buenos amigos, que hoy han sido españoles en esos valores, porque también todos hemos triunfado con ellos.

Los Campeones del Mundo... Buena Gente ;-)

Pd. Gracias a todos los que han hecho posible que pueda vivirlo, tan feliz.

miércoles, 7 de julio de 2010

¿Qué futuro queremos?

Disfrando con mis hijos de las instalaciones del Parque de las Ciencias de Granada, me asaltaba la pregunta. ¿Qué futuro queremos?

Si aspiramos a que nuestros hijos consigan un pelotazo de esta sociedad, que premia soez, lo escandaloso y lo desvergonzado, una instalación como la que estábamos visitando es un despilfarro; pero si a lo que aspiramos es a una sociedad de personas libres, donde el progreso esté asociado al esfuerzo y al rigor, un Parque como este, debería de haber en casi todos los rincones donde se congreguen unos miles de niños y adolescentes. Y no me refiero a que sea necesario un monumento arquitectónico, al que hay que acudir, como parte de la ruta turística del lugar, me refiero a un espacio en el que esté al alcance de los niños y los adolescentes, la belleza de la ciencia; y en el que jugando, se despierte el espíritu crítico y el afán de conocimiento. Sin esos alevines de inquietos investigadores, poco podremos hacer crecer la Ciencia y la Tecnología en nuestro país.

En estos días, en los que con tanta premura, nos estamos replanteando tantas cosas, algunas las tendríamos que pensar muy bien y acordar en un pacto social (no sólo político) en el que rehagamos una escala de valores, que parece se hubiera invertido, con respecto al sentido común.