martes, 22 de septiembre de 2009

Mendoza y el reto imposible


Hay lugares en el mundo que quedan clavados en la historia por el atrevimiento, normalmente de un grupo de insensatos, que hacen justo lo que nadie esperaría que hicieran.

Cuando las autoridades de la época mandaron a José de San Martín a la alejada Mendoza, nunca pensaron que fuese a reunir un ejercito que cruzara los Andes y acabara conviertiéndose en la columna libertadora de media iberoamérica.

Sin duda, un lugar apropiado para comenzar una aventura casi imposible. En eso hemos estado estos días, en iniciar un aventura libertadora iberoamericana, frente a los inescalables cordilleras del XXI. Que aquellos locos se atrevieran donde no se atrevían los cóndores, al final ha acabado animándonos a intentarlo.