sábado, 8 de noviembre de 2008

www.change.gov

A Leonardo da Vinci no le volaron sus artilugios, por un problema tecnológico; el concepto y el diseño (la idea) eran acertados, pero no disponía de materiales lo suficientemente livianos, como para que resultaran eficaces (carecía de la tecnología).

La democracia es un concepto, que se articula mediante unas tecnologías muy rudimentarias, que permiten aproximarse a cuál es la voluntad de la mayoría, en un momento concreto y condiciones precisas. Los propios niveles de participación nos indican que estamos muy lejos del gobierno de todos.

Viendo el magistral manejo que el equipo de Obama está haciendo de las TIC, podemos constatar que Internet es la Tecnología de la Democracia. Y no me refiero a utilizar unos u otros artilugios (urnas o pantallas) para expresar el voto en el colegio electoral, el día de las elecciones. Me refiero a la movilización alcanzada, por la comunicación directa con millones de personas y el altísimo nivel de agitación e interactividad que han logrado a través de las herramientas 2.0.

Algo que puede resultar anecdótico, bien analizado, nos da una medida precisa de lo que estamos hablando. Minutos antes de que el Presidente Electo dijera, ante cientos de miles de seguidores: "Hello Chicago", llegó un mensaje a todos los correos electrónicos de todos los activistas de la campaña, en el que les hacía partícipes del momento: "We just made history... All of this happened because of you. Thank you, Barack".

Una buena prueba de esos nuevos horizontes de activismo y participación política es www.change.gov No es sólo una herramienta informativa o propagandística, sino que está configurada como un instrumento para la participación en el cambio. "Of the People, By the People", dice invitando a que se remitan ideas para ser parte del cambio.

Sin caer en un entusiasmo cándido, te recomiendo leer con detenimiento la agenda en el apartado tecnológico de www.change.gov, no es una descripción detallada de cómo serán todas las cosas, pero si nos acerca mucho a cuales serán los asuntos clave en los próximos tiempos.

1 comentario:

Dhouard dijo...

No habrá una democracia real hasta que el sistema no permita que sólo se vote una vez cada cuatro años.
Actualmente está claro que el político, salvo honrosas excepciones, está muy lejos del pueblo cuando empieza a gobernar.
La guerra de Irak y el canon digital son dos ejemplos claros de cómo un gobierno puede legislar contra el pueblo y a favor sólo de unos pocos.